Ya hace mucho tiempo que el césped artificial pasó de los campos de fútbol a formar un manto verde de hierba sintética en zonas exteriores de jardines, piscinas, un nuevo pavimento para áticos, balcones, terrazas, espacios públicos o hoteles.

Con los avances técnicos en sus materiales, el césped sintético es el sustituto perfecto al césped natural con ventajas importantes en su mantenimiento y con resultados de aspecto realmente realistas.

Además, es perfecto en aquellos lugares donde por circunstancias climatológicas o de otros aspectos, es difícil que crezca la hierba natural. Sin duda, hay tres aspectos que definen su calidad:

  • Tacto
  • Resiliencia
  • Durabilidad

Si tu casa cuenta con un jardín de césped natural, nos alegramos. Pero si no es así, ¡no desesperes! Por muy pequeña que sea tu terraza, patio o balcón, podrás disfrutar también de una zona verde gracias al césped artificial capaz de competir con el natural por sus cada vez más altos índices de calidad. Pero veamos en qué consiste este césped sintético y cuáles son sus principales ventajas e inconvenientes.

¿De qué está hecho el césped artificial?

El césped artificial está formado por fibras de plástico que son las que dan el aspecto y color a la hierba, y el backing o base de goma negra, de látex o poliuretano, donde van cosidas esas fibras. Cuantas más largas sean, más naturalidad tendrá nuestro césped.

Las puedes encontrar desde 6/8 mm hasta 35/40 mm dependiendo de la confortabilidad de pisada que busques. Se presenta en forma de rollos, precortados al corte, y en formato baldosa.

¿Qué ventajas tiene el césped artificial?

  • Durabilidad y resistencia al paso de los años y a las inclemencias meteorológicas. Se puede instalar sobre cualquier superficie y es muy fácil de hacerlo, sobre todo, sobre hormigón y baldosa.
  • Ahorro de agua, ya que no necesita riego constante.
  • Mantenimiento sencillo puesto que no requiere de uso de abonos, herbicidas, fertilizantes…
  • Su fantástico acabado que reproduce fielmente el aspecto del césped natural. Lo que le hace agradable a la vista y, algunos, al tacto. ¿Sabías que la confortabilidad de pisada es lo que más valoran los usuarios? Puedes encontrar césped artificial monocolor o combinando varias tonalidades—verdosas, beis, tierra —lo que le hace más real.
  • Resistente a los rayos UV. Muchos modelos incluyen este extra, lo que permite que el césped artificial no se decolore con los rayos del sol y permanezca siempre verde. Es ignífugo y antialérgico. Y si vas a colocarlo cerca de la piscina, elige aquellos con tratamiento anti cloro para prolongar su buen estado durante más tiempo.
  • Su carácter democrático no sólo porque la instalación de césped artificial es asequible a todo el mundo sino porque, además, su uso no es exclusivo del exterior, puedes ponerlo también en interiores.

¿Y sus inconvenientes?

Es más caro que el césped natural, debido a que hay que realizar un gasto inicial mayor. Sin embargo, desde Leroy Merlin matizan que siempre resultará más barato «en cuanto al mantenimiento a lo largo del tiempo, ya que el césped natural requerirá muchos más cuidados y una inversión continuada para mantenerlo en buen estado. En unas condiciones favorables, con un uso moderado y si el césped es de buena calidad, podremos disfrutar de él sin tener que cambiarlo durante bastantes años».

Si por algo nos gusta pisar descalzos el césped natural es por la frescura que transmite. A veces, la textura artificial hace que desaparezca esa sensación; al fin y al cabo, no deja de ser plástico por eso has de ser muy cuidadosa a la hora de elegir modelo.

No huele… ¿o sí? Desgraciadamente ese agradable olor a césped recién cortado o a «tierra mojada» no la incluyen, de momento, los modelos artificiales. Pero ¿sabías que hay ambientadores en aerosol que perfuman el césped como si fuera natural? Su olor se mantiene unos 6 meses aproximadamente.

¿Cómo se instala el césped artificial?

Tienes dos opciones: llamar al instalador y que te lo ponga o, mejor aún mucho más estimulante, instalarlo tú mismo. Te explicamos cómo poner césped artificial. Para que no sea un quebradero de cabeza, en Leroy Merlin te explican los pasos que debes seguir:

-Preparar el terreno: lo primero que tienes que hacer es retirar del terreno las hierbas y otros tipos de vegetación, así como piedras y escombros que puedan existir. A continuación, añade grava y arena para mejorar el posterior drenaje y lograr un perfecto asentamiento de la moqueta. Por último, compacta los materiales para dejar una superficie llana y equilibrada.

-Colocar el césped artificial: antes de hacerlo, primero tendrás que cubrir la superficie con una manta geotextil, cuya función será separar, filtrar, drenar y proteger el césped artificial. Después, ya puedes extender la moqueta estirando todo lo posible para evitar la aparición de dobleces o pliegues. Una vez colocada, habrá que retirar las partes sobrantes.

-Pegado: hay que revisar que toda la moqueta de césped artificial cubra el área deseada y si no es así, ajustar o recortar a márgenes de paredes, aceras, jardineras, árboles, piscinas… Una vez que esté todo como querías, tendrás que proceder al pegado mediante adhesivos de poliuretano especialmente diseñados y elaborados para este tipo de instalaciones.

-Arenado: cubrir toda la superficie con arena de sílice —si el césped elegido no la trae incorporada— para lastrar la moqueta, alzar las fibras y que permanezcan erguidas.

¿Cómo se cuida el césped artificial?

Bastará con un cepillado a menudo siempre en sentido contrario a la dirección de las fibras para evitar que estas se mantengan aplastadas con las pisadas.

De vez en cuando conviene darle un manguerazo con agua para eliminar el polvo y refrescarlo, si hace mucho calor.

Usa de forma periódica un detergente neutro desinfectante para evitar el crecimiento de bacterias, sobre todo, si tienes mascotas.

5 ideas para decorar jardines con césped artificial

1.-Pared de césped

El césped artificial no es sólo para interiores, atrévete con este material para forrar algunas de las paredes de tu terraza. ¡Marcarás la diferencia y crearás un ambiente único!

2.-Pérgolas de madera

Las pérgolas de madera están muy de moda. Además de ser un elemento decorativo que da un toque diferente a nuestros jardines, delimitan el espacio destinado para cada uso. Puedes acompañarlas de otros muebles. Y, por supuesto, una de las grandes ventajas es que te quitará un poco el calor durante el verano.

3.-Camino de mesa con césped artificial

Si quieres darle un toque nuevo y fresco a tu mesa para fiestas y celebraciones en casa, decora con césped artificial colocando una franja a modo de camino de mesa.

4.-Alfombra para la entrada a nuestro jardín

Decora con césped artificial la salida o entrada al jardín agregando una alfombra original que sorprenderá a tus invitados. Además, al tratarse de un material resistente, es capaz de soportar las pisadas, el roce de los zapatos y las inclemencias meteorológicas.

5.-Superficies combinadas entre césped y cemento

Otra idea de decoración con este material es crear superficies combinadas entre césped y cemento. El césped artificial combina a la perfección con otros materiales y elementos decorativos. Esta opción transforma el suelo en un espacio alegre y diferente.

El material del césped artificial es perfecto para crear zonas de juego más seguras tanto para niños como para mascotas.  Podrán salir a jugar a la terraza sin ningún problema ya que es muy seguro y fácil de limpiar.

WhatsApp chat
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad