Pastelones - Cecilia

Principios del 2016 y en sector de Chicureo entregaban unas casas estilo mediterráneas bastantes amplias y muy lindas, donde la señora Cecilia, de profesión Arquitecta y madre de 3 lindas mujeres, tomo la excelente decisión de adquirir una casa y formar su hogar en aquel exclusivo barrio el cual presentaba un estacionamiento aproximadamente de 70 m2 el cual tenia la intención de mejorar.

Como hemos podido ver en más de una ocasión, cuando estas casas nuevas son entregadas, gran parte de ellas vienen en el área de estacionamientos solo con tierra o pasto, ya que generalmente esa parte se diseña a gusto del cliente quien toma la determinación de que producto le acomoda colocar, la cual en el caso de esta y otras familias no es fácil tomar la decisión, debido a que además de lo estético, el gasto (inversión) en mejorar estas partes no deja de ser menor y muchas veces la gente necesita un poco más de asesoría que pueda guiarlos en qué y porqué producto se debe instalar.

En el caso de Cecilia su decisión estaba inclinada hacia los adoquines piedra debido a que el estilo rústico que ejerce esta piedra natural, combinaba bastante bien con el diseño del inmueble, pero pudimos darnos cuenta que esa no era la solución, debido a que ella junto con sus tres hijas ocupaban zapatos con taco para ir al trabajo o presentaciones en la universidad, por lo que la instalación traslapada de este adoquín perjudicaría el buen desplazamiento peatonal hacia la entrada de la casa. Por tanto, se le recomendó la instalación de “pastelones prefabricados de hormigón” el cual puede ser fabricado de manera artesanal con una piedra decorativa llamada piedra río, la cual es extraida de las canteras ubicadas en sector de Rio Maipo y es de color gris oscuro, de pequeñas dimensiones lo que permitió que la superficie fuese más plana y pudiese seguir con el mismo tono labriego el cual se lograba buscar. Esto, al tener menos cantería de frague permitió no tener ningun problemas con los tacos de estas señoritas y bueno, lo mejor de todo es que se cumplió el mismo objetivo con un 40% DE AHORRO en gasto.

“Quede muy contenta con el trabajo y me gustó mucho la atención recibida desde que los contacté hasta que terminaron” fueron las palabras ocupadas por la clienta una vez terminado el trabajo, la cual junto a su familia se veían muy conformes. Ahora, cabe mencionar que al trabajar con este tipo de productos, las sales y los minerales sobre todo del mortero y pastelones de cemento tienden a sobre salir posteriormente a la instalación, por lo que se le recomendó que luego de dos meses post instalación se le debía hacer un tratamiento con quemado de ácido muriático y agua, el cual se realizó una vez llegado el verano, por lo que estas palmetas de concreto no pasaron desapercibidas y lograron captar la atención de sus vecinos, los cuales dos también decidieron contratar con nosotros a la posterior.

Muchas gracias por confiar en nosotros señora Cecilia!